logo

Cronología de la Documentación Española

Versión 2017

1988-1990 - Federación Española de Sociedades de Archivística, Biblioteconomía, Documentación y Museística (Fesabid)

Title:
1988-1990 - Federación Española de Sociedades de Archivística, Biblioteconomía, Documentación y Museística (Fesabid)
Year:
1988
Country:
Autonomous community:
Abstract:
Primeras reuniones de la junta directiva, puesta en marcha.
Contents:

A la primera reunión del 7 de octubre de 1988 asistieron: Joan Bravo-Pijoan (promotor de la Federación y elegido primer presidente de la misma), Mercedes Caridad-Sebastián (Sedic, elegida secretaria), Mercedes Dexeus-Mallol (Anabad), Constança Espelt (Socadi), Pedro López-Gómez (Anabad Galicia) y Paloma Portela-Peñas (Sedic). No pudo acudir pero fue elegido tesorero Antonio Martín-Oñate (Asociación Andaluza de Bibliotecarios).

Según el orden del día y la posterior acta, se trataron estos temas:

1. Terceras Jornadas Españolas de Documentación Automatizada, de Palma de Mallorca.
Se había obtenido un compromiso inicial por parte de la Universitat de les Illes Balears para organizar las 3as Jornadas, pero todo estaba aún por concretar. Joan Bravo propone alguna fecha en la primavera del 89, pero Paloma Portela preferiría avanzarlas al mes siguiente al que se estaba, o sea, noviembre del 88. Finalmente, haciendo honor al calificativo de “isla de la calma” las jornadas de Palma no se celebrarían hasta mayo de 90, por lo que éste fue un tema muy repetido en los sucesivos órdenes del día de la primera junta directiva.

2. Conferencia IFLA'93
Mercedes Dexeus, representante de Anabad, explicó las gestiones que su asociación estaba haciendo para traer IFLA'93 a España. Señaló que el Ministerio de Cultura enviaría un télex a IFLA (International Federation of Library Associations and Institutions) a finales de ese mes de octubre de 1988 especificando los compromisos monetarios que asumían las autoridades gubernamentales españolas –un tercio de los gastos-, con el fin de que la junta directiva de IFLA dispusiera de esta información cuando se reuniera a mediados de noviembre para decidir el país donde se celebraría ese evento internacional.

Estas gestiones y muchas otras posteriores tuvieron éxito y finalmente, en su día, IFLA'93 tuvo lugar en Barcelona.

3. Líneas de trabajo de Fesabid
Se acordó pedir una subvención al Ministerio de Cultura “para poder presentar la Federación en diferentes capitales españolas” y “editar un newsletter (sic) que mantenga informados a los profesionales de la documentación de las distintas actividades que llevan a cabo las asociaciones profesionales españolas”.

Se propuso que cada asociación aportara anualmente a la Federación 25.000 pesetas (equivalentes a 348 € de 2016, según http://www.ine.es/varipc).
Pedro López-Gómez, de Anabad-Galicia, indicó que “sería bueno que las ramas de Anabad de las distintas comunidades españolas formasen parte de Fesabid, al mismo nivel que las otras asociaciones”. Los presentes expusieron que esto sería posible cuando Anabad solucione los problemas de representación, jurídicos, con sus ramas regionales. Mercedes Dexeus señaló que “Anabad está revisando sus estatutos”.

Siguientes reuniones
Las primeras reuniones se convocaban con bastante frecuencia: un promedio de cada 6 ó 7 semanas, excepto en los períodos de vacaciones.

La idea fundacional subyacente de Fesabid de intercambiar información sobre las actividades de las asociaciones miembro se plasmó en el segunto punto del orden del día, después de la obligada aprobación del acta anterior, en todas las primeras reuniones.

Sin embargo esa sección fue resultando protocolaria y con un interés decreciente, dada la repetición de más o menos las mismas cosas, y en la reunión número 14, del 17 de diciembre de 1990, se pidió que “se asegure el envío regular de boletines y revistas de cada asociación a los restantes miembros de Fesabid, con el fin de mantenerse suficientemente informados. Así podrá dedicarse este punto del orden del día sólo a temas de interés común”.

Esos intercambios se mantienen todavía un año más –al menos en las actas-, hasta que desaparecen definitivamente en la 19ª reunión, celebrada el 7 de abril de 1992.

Desde la 2ª reunión se plantea la publicación de un boletín de Fesabid, bimestral o trimestral, tirada 4.000, autofinanciado mediante publicidad, que a través de Mercedes Caridad se encargó a Malika El Badi, una alumna de doctorado de periodismo, que cobraría 40.000 pesetas por cada número (equivalentes a 502 euros). El Badi asistió a las reuniones 6, 7, 9 y 10, pero al final el proyecto se abandonó por general inoperancia: dudas sobre los contenidos, el logo, los colores, etc., hasta que dicho alumna tuvo que dedicarse a otros trabajos.

Se pide una subvención al Ministerio de Cultura para editar la nota fundacional de Fesabid, y se acuerda que además se publique en los boletines de las asociaciones.

Sin embargo, además de seguir con las gestiones para conseguir celebrar IFLA'93 en España (véase el próximo capítulo), la atención de la segunda reunión se volvió a centrar en las 3as Jornadas Españolas de Documentación Automatizada, para las que se fija ya una fecha realista a 18 meses vista: primavera de 1990.

Ya en la 3ª reunión (enero de 1989) los asistentes “muestran su preocupación por el futuro plan de estudios de las escuelas de biblioteconomía y documentación, las licenciaturas y las futuras convalidaciones”. Sedic se avanzó presentando un análisis, y desde Fesabid se pide una entrevista a Elisa Pérez-Vera, secretaria gral. del Consejo de Universidades.

Este asunto fue muy discutido por las asociaciones profesionales y escuelas universitarias durante todos esos años 89-91.

En la 5ª reunión (11 de mayo de 1989) se aprobó la admisión del Col·legi de Bibliotecaris-Documentalistes de Catalunya (Cobdc), presidido entonces por Carme Janer-Ortega. En la siguiente asamblea del Cobdc en Barcelona su junta directiva tuvo que soportar un alboroto provocado por tres bibliotecarias independentistas, que incluso llegó a tener eco en un columnista de la prensa local en catalán.

Las reuniones de la asamblea de Fesabid que siguieron a lo largo del siguiente año y medio se dedicaron a organizar y discutir las 3as Jornadas de Palma, al non-nato boletín, a los futuros planes de estudio y a IFLA'93, temas que se tratan en los correspondientes capítulos de este libro.

La 14ª reunión (17 de diciembre de 1990) se celebró en casa del presidente Joan Bravo, estando éste todavía convaleciente de una importante operación quirúrgica.

Recogemos unas palabras de Martín Oñate:
–“En una reunión celebrada en la vivienda de Joan Bravo, en Alella, provincia de Barcelona, nos anunció que llevaba dos años como presidente de Fesabid y, por tanto, tal como estaba establecido en los estatutos, su mandato tocaba a su fin. Todos le solicitamos que continuara, pero no hubo forma. […] Aunque no lo confesáramos, más de uno (yo entre ellos) nos temíamos seriamente que Fesabid hubiera sido como una hija natural de Joan Bravo y quizá no sobreviviría sin su protección. No ha sido así, los relevos en la presidencia se han sucedido con toda normalidad dentro del escrupuloso respeto a los estatutos y Fesabid, al día presente, es una realidad y funciona”.

Author:
Tomàs Baiget
foto63.jpg
Antonio Martín-Oñate, gran impulsor de Fesabid, y su segundo presidente (1991-1993)
Este web utiliza tecnologías: MagicToolbox.