logo

Cronología de la Documentación Española

Versión 2017

Red de Información Científica Automatizada (Red INCA)

Title:
Red de Información Científica Automatizada (Red INCA)
Year:
1977
Country:
Autonomous community:
City:
Madrid
Abstract:
Fue un proyecto de Fundesco iniciado en 1974 para coordinar los primeros centros de teledocumentación españoles.
Contents:

El proyecto de la Red de Información Científica Automatizada (Red INCA), de la Fundación para el Desarrollo de la Función Social de las Comunicaciones (Fundesco), se llevó a cabo para promocionar la teledocumentación en España. Desde 1973 Fundesco estaba subvencionando la costosa línea punto a punto de los 2 terminales Recon de Madrid (INTA) y Barcelona (CIDC) conectados al host Information Retrieval Service (IRS) de la European Space Agency (ESA), y en los 4 años transcurridos ya empezaba a ser posible conectar con ESA/IRS y otros hosts distribuidores de bases de datos por dial-up o línea telefónica conmutada normal, o sea, sin tener que pagar una línea punto a punto. Las conexiones telefónicas eran también caras (y malas, pues las líneas estaban pensadas para voz y no para datos, y había muchas interferencias) pero asequibles a algunas instituciones como el CSIC o el IQS.

El gerente de Fundesco Francisco Guijarro-Arrizabalaga nombró al ingeniero ICAI de la Compañía Telefónica José-María Berenguer-Peña director del proyecto Red INCA, y a Tomàs Baiget responable técnico y secretario de coordinación.

El proyecto Red INCA se inició en otoño de 1977 con un curso de 100 horas en la sede de Fundesco (un chalet del barrio El Viso, en Serrano 187, Madrid) dirigido por Tomàs Baiget , en el que intervino Javier Lasso-de-la-Vega Jiménez-Placer, entonces director de la pequeña biblioteca de Fundesco, entre otros colaboradores de los proyectos técnico-sociales de la Fundación (informática jurídica, telemedicina...). Los alumnos fueron 18 licenciados de disciplinas distintas, que luego se quedaron como "consultores-analistas de acceso a bases de datos", pero en condición de becarios. Desgraciadamente, transcurrido un año, los becarios denunciaron a Fundesco por tenerles como "trabajadores encubiertos", y el juez obligó a Fundesco a indemnizarles. Así terminó esa parte del proyecto, de la que debían salir diversos estudios a partir de búsquedas online.

Red INCA no se trataba de una red física, sino una cooperación entre centros de documentación, aunque el nombre confundía a muchos.

Además de la propia Fundesco, las primeras instituciones que participaron en la Red INCA fueron:

-Instituto Nacional de Técnica Aeroespacial (INTA), Ministerio de Defensa, Torrejón de Ardoz, Madrid.
-Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), representado por el Centro de Información y Documentación Científica (Cindoc), Madrid.
-Consorci d'Informació i Documentació de Catalunya (CIDC), Barcelona.
-Institut Químic de Sarrià (IQS), Barcelona.

A pesar de la idea de Berenguer (que hubiera tenido el beneplácito de Telefónica) de ampliar al máximo el número de centros de teledocumentación en España –ofreciéndoles ayudas económicas y formación-, este grupo permaneció estanco durante varios años debido a la oposición de José-Ramón Pérez-Álvarez-Ossorio, director del Cindoc, quien opinaba que no debían crearse nuevos centros mientras los 4 actuales en servicio no se saturaran.

El Cindoc y el IQS empezaron a conectar a los hosts norteamericanos Dialog y SDC/Orbit mediante dial-up por línea conmutada (la línea telefónica normal de voz) usando modems de acoplamiento acústico (el auricular telefónico se insertaba en unas orejeras de goma del modem). La velocidad era de 300 bauds (unos 30 caracteres ascii/segundo, lo que equivale a la velocidad humana de lectura). Al inicio, para conectar a los EUA tenían que hacer una llamada internacional a París, donde había un nodo de la red de datos Tymshare.

El INTA y el CIDC continuaron disponiendo de su acceso rápido (2.400 baud) al host ESA/IRS hasta 1986. Desde el CIDC se conectó también por dial-up con los hosts de EUA y los europeos que se fueron poniendo en marcha.   

Antecedentes

Los primeros terminales españoles de acceso online a bases de datos bibliográficas se instalaron en el Instituto Nacional de Técnica Aeroespacial (INTA), Torrejón de Ardoz [en noviembre de 1973] y en el Consorci d'Informació i Documentació de Catalunya (CIDC), Barcelona [en diciembre de 1973].

Se trataba de unos equipos conectados mediante líneas dedicadas punto a punto (o sea, líneas permanentes) al sistema Recon (Remote console) del Space Documentation Service (SDS) –más tarde llamado Information Retrieval Service-, de la European Space Research Organisation (ESRO) –que en 1975 pasó a llamarse European Space Agency (ESA). El host o centro de proceso de datos del SDS estaba en Frascati, a 20 Km de Roma, Italia.

El sistema Recon fue diseñado por el psicólogo e informático Roger K. Summit en la empresa Lockheed Space & Missiles Co., en Palo Alto, California, para la NASA. Y la NASA lo había cedido a la ESRO. En 1972 Lockheed, con Summit al frente, creó el host Lockheed Retrieval Service, rebautizado como Dialog en 1974. En esa época los lenguajes de búsqueda de Dialog e IRS coincidían, pero luego ambas instituciones lo fueron evolucionando por separado.

La instalación de los 2 terminales Recon es España se debió a dos personas que resultaron clave, pues hubiera podido suceder muy bien que ello nunca hubiera ocurrido. Por un lado estaba el jefe del Gabinete Técnico del INTA, el ingeniero técnico aeronáutico Ángel Barcala-Herreros (1924-2012), colaborador del Instituto de Racionalización y Normalización (Iranor) –desde 1986 Aenor- y muy interesado por la documentación. Barcala era un hombre eficaz, afable y humano, con buenas dotes de relaciones públicas. Cuando ESRO ofreció los terminales al INTA (como organismo representante de España ante ESRO), Barcala supo convencer a la dirección del INTA y luego vencer una enorme burocracia, tanto interna como en Aduanas. Sin embargo faltaba financiación para pagar los servicios y el alquiler de la costosa línea telefónica (que al inicio tenía que hacer el largo recorrido Barcelona-Torrejón-París-Darmstadt-Suiza-Frascati).

Barcala recurrió entonces a su correligionario de la Asociación Católica de Propagandistas (ACdP) Francisco Guijarro-Arrizabalaga (presidente de la ACdP entre 1953 y 1959), que era el gerente de Fundesco. Sin duda, la afinidad político-religiosa entre ambos facilitó las cosas.

Servicio Europeo de Teledocumentación

Fundesco, INTA y CIDC crearon el Servicio Europeo de Teledocumentación, con un Comité Consultivo y de Coordinación (CCC) que se reunía trimestralmente, actuando Tomàs Baiget como secretario. Funcionó entre 1974 y 1977, siendo sustituido por el proyecto de Fundesco Red INCA, pensado para promover la puesta en marcha de nuevos centros de teledocumentación.
 

Author:
Tomàs Baiget
Este web utiliza tecnologías: MagicToolbox.