logo

Cronología de la Documentación Española

Versión 2019

Centro 2-4-4

Title:
Centro 2-4-4
Year:
1980
Country:
Autonomous community:
City:
Barcelona
Abstract:
Oficina propiedad de Luis-Alberto García-Ramos que ha alojado diversos proyectos informáticos, de documentación y de ayuda humanitaria. García-Ramos fue muy conocido en las primeras épocas de la teledocumentación y de los cd-roms asesorando, dando clases y vendiendo material informático.
Contents:

Podemos llamarlo "Centro 2-4-4", que es como aparecía en algunos directorios de centros de documentación (de la dirección de la calle Rocafort 244), pero tenía unos cuantos nombres más debido a las actividades que se desarrollaban, tales como Moviment 0,7%, Lagrange Group, Pangea, o incluso Societat Catalana de Documentació i Informació (Socadi), ya que allí tuvo la secretaría varios años. En la práctica todo giraba en torno de una persona que tuvo mucha popularidad como consultor en los inicios del acceso online a bases de datos y de los CDs: Luis-Alberto García-Ramos. De hecho, las 4 primeras letras de Lagrange corresponden a sus iniciales.

García-Ramos había sido jefe del Centro de Cálculo primero del Institut Químic de Sarrià (IQS) y después del de Escola Superior de Administració i Direcció d'Empreses (Esade), y en 1980 decidió ponerse de consultor independiente en temas de microinformática y documentación, lo que sigue haciendo actualmente como "informático de cabecera", como él se define.

Aparte de los temas documentales, García-Ramos se hizo famoso por sus actividades de ayuda humanitaria. En 1985 se pudo ver por televisión un reportaje donde García-Ramos, como presidente del Moviment 0,7% per a la Cooperació amb el Tercer Món, repartía sacos de unas galletas súper-nutritivas desde un helicóptero en Etiopía. Habían conseguido recaudar 65 millones de pesetas (hoy serían 1,12 millones de euros) con las que encargaron 200 toneladas de galletas en una conocida fábrica de Palencia. En varios lotes, en total llegaron a enviar mil toneladas de galletas. En algunos momentos casi no se podía entrar en el piso de la calle Rocafort porque estaba repleto de cajas de galletas (claro, las partidas grandes no cabían en el piso, e iban directamente desde los camiones hasta el barco que las transportaba). En la fórmula de las galletas, enriquecidas con minerales y vitaminas, participaron dos médicos y la farmacéutica-documentalista Laura Lorente, asidua de la Tertulia Terminalera.
http://elpais.com/diario/1985/05/27/sociedad/485992811_850215.html

Este web utiliza tecnologías: MagicToolbox.